domingo, 20 de julio de 2008

¿Cómo jugar con tu felino?



Algo esencial en la vida de cualquier felino es tener momentos de diversión y juegos, especialmente si se trata de un cachorro o un gato jóven
. Si juegas con tu gato no sólo él estará contento, entretenido, feliz y en forma, sino que también es una forma de que el propio dueño se relaje y divierta. Para ello, no es necesario gastarse mucho dinero. Basta con utilizar juguetes "hechos en casa".
A la mayoría de los felinos hogareños les agrada jugar con hilos (siempre hay que tener precaución de que no se los coma y luego le provoquen obstrucciones). El juguete más simple que le podemos crear es comprar el hilo para matambre o uno parecido, como cordones de zapatos.




Con
un pedazo del hilo más o menos largo ya es suficiente. Toma uno de los extremos y el otro déjalo en frente de tu gato para que lo vea, y muévelo para ambos lados. Así llamarás su atención. A ellos les gusta perseguir cosas que se mueven frente a sus narices.

A algunos l
es gusta jugar sentados casi sin moverse del lugar. Otros, en cambio, si caminas o corres hacia un lado de la casa (y el hilo llega hasta el suelo) te perseguirán a todas partes.
Una variación del simple hilo de matambre es atar uno de los extremos a un palito de modo que quede como "una caña de pescar" (ésto es para comodidad nuestra). Puede ser una vara de madera que nos haya sobrado, un metro de madera que no sirva, una percha de metal... lo que tengas a mano y que te resulte cómodo. También podes atarle al otro extremo una pelotilla de papel que son fáciles de hacer, un pedazo de tela, varias tiras de tela de forma que queden como un plumero, una pluma, una pelota de papel de plata, etc...
Algunos gatos juegan con el cartón del rollo del papel higiénico o el de cocina.

Otros con dejarles bolitas de papel y tirárselas por el aire ya alcanza para que corran por toda la casa. Tampoco podemos olvidar las tan famosas bolas de lana!
También hay felin
os a los que les gusta la "lucha" con muñecos, se aferran con las patas de adelante y dan pataditas con las de atrás. Algún peluche que no sea muy grande y que no nos importe que se rompa será ideal. Podemos participar de este juego teniendo cuidado de no ser rasguñados o arañados, y moviendo el muñeco para que se abalance sobre él, incluso algo que le gustará será que el peluche "se esconda". Por ejemplo: si estás jugando con tu gato en el salón, al lado del sillón, asómale por una esquina el muñeco; cuando lo vea, se lo escondes en un costado. Luego, haz que lo vea de nuevo y lo escondes; verás que tu gato se pondrá en posición de ataque. Cuando se abalance, suelta el muñeco para que no te agarre a ti.
Luego están los gatos mas sofisticados, que persiguen la luz de las linternas o las sombras proy
ectadas en la pared. Claro que no todos hacen ésto, así que puede ser que tu gato no lo haga.
Otro ju
ego que a la mayoría de los gatos les atrae mucho es esconder nuestra mano debajo de una sábana, alfombra u otro tipo de prenda o tela, y moverla de un lado para otro. El gato observará que algo se pasea por ahí debajo y enseguida tratará de atrapar tu mano.

Otra cosa que prácticamente a todos los gatos les fascina es una caja de cartón. Sí, sí, algo tan
simple como una caja de zapatos, de galletas o similar. Les suele crear mucha curiosidad explorarla, olerla, ver qué se esconde dentro de ella, o simplemente echar una cabezadita en su interior (si la caja es lo bastante grande).
Si la caja es grande y más alta que tu minino, tóma un lapiz, una vara, o un peluche, etc... y asómaselo p
or el borde. Cuando tu felino lo vea, escóndelo y haz ruido con el lápiz contra la pared de cartón. Verás cómo los ojos se le dilatarán y comenzará a jugar, intentando atrapar el lápiz, el peluche, dando "pataditas" con sus patas delanteras contra las paredes de la caja...





A pesar de todas estas ideas, no hay que olvidar que las tiendas especializadas en mascotas y los centros veterinar
ios tienen un sinfín de juguetes diseñados para el juego y disfrute de tu felino. He aquí algunas ideas sobre juguetes que puedes regalar a tu gato:
- Rascadores con resortes y bolitas en su extremo.
- Ratones de cuerda o trapo.
-
Bolitas de plástico con cascabeles dentro.
- Lásers (¿Se acuerdan de que hace un tiempo estuvieron muy de moda? Algunos gatos persiguen la lucecita roja, claro que no todos).
- Plume
ritos...






Hay muchos productos para gatos, pero ya sean caseros o comprados, lo que siempre deb
emos intentar es tener un rato de diversion para nuestros gatos y nosotros mismos.


1 comentario:

Aniat dijo...

Me encanta este blog!
Te invito a visitar el mío: fotos de gatos http://gatochos.blogspot.com/

saludos!!!